Texto inspirado en fragmentos del autor Eugenio Alburquerque

El próximo día 24 celebramos San Francisco de Sales, santo del norte de Italia, afincado principalmente en Ginebra, que sirve de inspiración a Don Bosco para fundar su congregación y los otros grupos de la Familia Salesiana.

San Francisco de Sales brilló en su tiempo con “Celestial esplendor” (Pablo VI) e influyó de forma decisiva en la vida de la Iglesia, haciendo florecer una espiritualidad del amor, de la interioridad, de la sencillez.

Aquí os proponemos 9 ideas principales sobre este santo que nos pueden ayudar a crecer en nuestra vida espiritual y pastoral:

  • Santo de ayer y santo de hoy: Cree firmemente que la santidad es patrimonio de todos y que, por tanto, todos estamos llamados a serlo, en particular los cristianos. Para él, ser santo significa tomarse la vida cristiana en serio, practicada en los diferentes estados y condiciones personales, sean cuales sean.
  • Profundamente humano: Vive esta santidad desde su Humanidad. Atento a la persona, sensible a la debilidad, desde la comprensión y la animación. Esta humanidad es donde reside el encuentro con la divinidad.
  • Al servicio de la Iglesia: Fue un apóstol en el sentido más profundo de la palabra, vivió su misión desde el amor y la pasión, siempre con un respeto y una humildad envidiable.
  • Apóstol entre los protestantes: en Chablais, establece diálogo con los calvinistas, trabaja desde la teología y la pastoral con ellos, haciendo interpelar a muchos de ellos y a otros tantos llamándolos a la conversión al catolicismo.
  • Pastor celoso: tiene de ejemplo al Buen Pastor como modelo de sacerdote y de obispo. Vive el amor a Dios a través del servicio al prójimo, lo cual, acuña la caridad evangélica.
  • Director y guía espiritual: acompañó espiritualmente a todo tipo de personas a través del coloquio, la confesión o por carta. Para él, es tan importante dicho acompañamiento que lo recomienda siempre.
  • Doctor del Amor: Su máxima es “Dios es amor y nos ama” y es uno de sus temas estrella en sus escritos. Nuestra tendencia ha de ir encaminada en este sentido, vivir la gloria del amor de Dios, por tanto, el hombre se entrega tanto cuanto ama.
  • Santo de la dulzura y de la mansedumbre: características que destacan de su personalidad es la afabilidad de trato, la suavidad del lenguaje, su manera de ser amorosa.
  • Santo Fundador: Une contemplación y acción, denomina que es la perfecta combinación para la vida religiosa. Funda las Hijas de la visitación de Santa María, y es inspiración para otras tantas congregaciones y grupos religiosos.

Un santo especial que nos hace caer en la cuenta de los elementos más importantes de la vida cristiana: el amor y el trato al prójimo. Siempre desde la fe, la educación y el acompañamiento.

¿Y tú? ¿Qué destacarías de San Francisco de Sales?

Manuel Olid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información/

ACEPTAR
Aviso de cookies