Mientras la Tesina se defendía enero, en el mes de octubre anterior había tenido lugar el Sínodo de los Jóvenes por lo que aquella recogía las aportaciones más interesantes que se habían producido en este, especialmente las relativas al tema universitario y educativo. El documento que el Sínodo había publicado expresaba claramente la importancia de la pastoral en escuelas y universidades, donde los jóvenes pasan buena parte de sus vidas, y destacaba la importancia cada vez mayor de los laicos en su colaboración con las tareas eclesiales. La Tesina, a tenor de su finalidad universitaria, destaca particularmente los siguientes puntos del documento:

El espíritu del Sínodo
El Sínodo se abrió bajo el lema “caminar juntos” como metáfora del pasaje de Lucas que habla de los discípulos de Emaús (Lc 24, 13-35). Caminar juntos significa uno al lado del otro, en relación de igualdad, no hay que enseñar ni adoctrinar, sino acompañar, escuchar y reconocer…

El estilo “sinodal misionero”
Es una expresión inédita, que abarca muchos aspectos novedosos, por ejemplo:

  • Nada de autoritarismos, ni clericalismos. Cabe proponer, no imponer.
  • La pastoral es escucha y acompañamiento, caminar juntos.
  • La clave es el servicio y no la autoridad
  • Debemos ir hacia una Iglesia no de “estructuras” sino de “relaciones”.
  • La Iglesia es universal pero con sensibilidades locales (orígenes, culturas diferentes)
  • Sinodal no es asambleario, ni jurídico (nº de votos) sino del sentimiento (corazón).

Los agentes pastorales
Lo fundamental en los agentes pastorales es la Coherencia del Testimonio (en mayúsculas para acentuar su importancia, puesto que de nada sirve acompañar si no hay una coherencia en la vida propia). Para ello, realiza unas recomendaciones de acompañamiento.
Requisitos del acompañamiento:

  • El acompañante debe tener compromiso y coherencia de vida.
  • Debe ser persona que sepa escuchar.
  • Debe ceder el protagonismo al propio joven, respetando sus libertades.
  • Debe ofecerle herramientas para su desarrollo.
  • No debe adoctrinar, sino escuchar y acompañar.
  • Debe plantar la semilla sin esperar resultados inmediatos.

La práctica de la escucha
Para una buena práctica de la escucha, debemos hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tiempo dedicamos?
  • ¿Qué instrumentos utilizamos?
  • ¿Qué metodología vamos a emplear?

En el Sínodo, el propio Papa había pedido que después de cada cinco intervenciones, se dispusiera un tiempo de silencio de tres minutos para poder reflexionar sobre esas intervenciones. Otra metodología es la práctica del discernimiento de San Ignacio. En definitiva, para una auténtica escucha es necesario una metodología y un tiempo.

La Pastoral juvenil
La pastoral juvenil debe verse como un proceso. Es un proceso que conlleva un proyecto integral. No debe ser abordado por temáticas: trabajo, familia, estudios… sino como proyecto integral y personal: afectividad, sexualidad, política, relaciones, preferencias…

Tema digital
El Sínodo es partidario de utilizar las potencialidades del mundo digital, porque es el entorno de encuentro entre los jóvenes, aunque avisa de los riesgos de la “Dark web”.

Liturgia
Este es un tema complicado porque a los jóvenes les resulta aburrida. Se habló de la importancia de la música en las celebraciones, del éxito en otras Iglesias (evangélicas y pentecostales), también de las misas en África. En fin, es un tema importante que va a suponer un reto para la Iglesia en el futuro.

Francesc Ballesté

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información/

ACEPTAR
Aviso de cookies